El sistema de inyección del combustible al motor, básicamente, es igual.

La principal diferencia entre la de gasolina y la de diésel es por la forma en que se genera la mezcla y la combustión en el interior de sus cilindros. 

Para la mezcla en un motor diésel no hay una mariposa del acelerador, es directa una vez que el combustible se transforma en gas. 

Un posible signo de que está fallando el sistema de inyección, a parte de notar que tu coche se queda en las cuestas, es que expulsa un humo más negro a través del tubo de escape.

En nuestro taller, te resolveremos cualquier problema que tengas con los inyectores.  

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted